Share on linkedin

Bromelia Blue Tango

Nombre científico: Aechmea sp.

Las Aechmeas son apetecidas como plantas de interior y de jardines de sombra y semisombra. Son fuertes, de fácil cultivo y por su belleza, pueden convertirse en centros de atención dentro de los diferentes espacios. Naturalmente crecen en troncos y forman rosetas de hojas gruesas y persistentes. Requieren las mismas necesidades de cultivo que las orquídeas. Son plantas de crecimiento lento. El ambiente ideal para las Aechmeas es cálido, húmedo y bien ventilado. Sus hojas están cubiertas por una pubescencia blanquecina, por lo que no es recomendado limpiar las hojas con trapos o productos como brillahojas. A su vez, los rayos directos del sol, pueden quemar las hojas.

* Disponibilidad sujeta a rotación de inventarios.
 
 

Información adicional

Características

Atrae colibríes, Atrae Polinizadores, Fácil cuidado, Follaje llamativo, Ornamental, Purificadora

Interior o Exterior

Exterior: Sombra, Interior: Luz Alta, Interior: Luz Media

Generalidades y Cuidados:

Plantas de fácil cuidado, ideales en interiores bien iluminados o en jardines de sombra y semisombra. Las bromelias son plantas que requieren pocos cuidados para mantenerse bien. Basta con riegos que le ayuden a mantener un poco de agua entre sus hojas y fertilizante diluído periódicamente para mantenerlas en excelente estado. 

Las bromelias, hacen parte de la familia de la deliciosa piña y son originarias de las zonas tropicales de América. Son plantas en su mayoría epífitas, aunque también hay algunas especies terrestres. Las bromelias son muy interesantes por sus colores llamativos y sus flores impactantes, muy apetecidas por colibrís y aves melíferas. Sus hojas se desarrollan creando rosetas perfectas para acumular agua en su centro. Esta característica hace que sean ecosistémicamente muy importantes pues de ellas dependen muchas especies de anfibios y vertebrados del bosque. En general son plantas muy sensibles a los rayos directos del sol y se debe evitar ubicarlas en zonas completamente expuestas. Por su naturaleza, las bromelias deben cultivarse en sustratos para plantas epífitas y no directamente en tierra. *La floración de las bromelias marca el fin de su vida. Una vez que la planta termina su floración empieza un proceso de deterioro y finalmente muere no sin antes dejar hijuelos que se desarrollan para reemplazar la planta “madre”.
Ir arriba